10:04

El secretario general de la Central de Trabajadores, Hugo Yasky, afirmó esta mañana que irán con “el as de espadas” a reclamar al Ministerio de Trabajo. Ayer, en un duro golpe a la CGT, el máximo Tribunal anuló la obligación de que los delegados deban estar afiliados a un gremio.

Por: Clarín.com

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, afirmó hoy que, tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia en favor de la libertad sindical, esa central cuenta con “el as de espadas” para reclamarle al Ministerio de Trabajo que finalmente les otorgue la personería gremial, que hasta el momento detenta con exclusividad la CGT.

Yasky destacó al fallo como “ejemplar” ya que, según comentó, “por primera vez la Corte establece que los convenios de la OIT (la Organización Internacional del Trabajo) son de cumplimiento obligatorio para el gobierno argentino”.

Respecto del reclamo de personería de la CTA, señaló: “pensábamos que ya no había nada más que agregar al trámite que tenemos en el Ministerio de Trabajo, (pero) sin lugar a dudas ahora hay que incorporar esto (la resolución de la Corte)”.

“Se imagina que vamos a ir con el as de espadas, nada más y nada menos que una resolución de la Corte votada por seis de sus siete miembros, avalando el pedido de la CTA”, añadió, sobre el fallo difundido ayer, que generó elogios, salvo entre los representantes cegetistas.

Respecto de los aportes de los afiliados, estimó que “seguramente este fallo irá produciendo otros fallos, que modificarán este aspecto” y recordó que “cuando uno no tiene personería gremial, tiene muy limitada la capacidad de recaudar la cuota sindical”.

“Hoy se reconoce la libertad de elegir y ser elegido” destacó Yasky, respecto del fallo, en declaraciones de esta mañana a radio Continental.

A la vez, defendió al máximo tribunal, cuestionado por voceros de la CGT, al expresar que resulta “imposible pensar que esta Corte, que ha dado fallos ejemplares, pueda estar conspirando contra el movimiento sindical”. Y comparó: “La Corte menemista no hubiese votado nunca esto”.

FUENTE: